En niños menores de 2 años, consulta con tu médico.